martes, 19 de octubre de 2010

A veces todo se cae a pedazos, el problema es cuando se rompe pero no hace ruido, porque no nos damos cuenta de que se quebró hasta que ya es demasiado tarde. En esos casos sólo nos queda juntar los restos y tratar de reunirlos lo más fielmente posible al recuerdo de vidrio que tenemos. Pero de todos modos corta, todo nos corta.

1 comentario:

  1. "Buenisisisisísimo" es un buen adjetivo para esto.

    ResponderEliminar